Teletrabajo

La clase sobre teletrabajo la impartió el profesor Jordi Domingo y nos explicó que en Europa, por teletrabajo se entiende como la substitución, total o parcial de los desplazamientos para ir a trabajar utilizando las TIC: desplazar el trabajo hacia los trabajadores y/o trabajar uno o días por semana a casa o a un centro de teletrabajo.

Uno de los factores clave para la aparición del teletrabajo es la evolución de los tipos de trabajo a lo largo del último siglo, pasando de una economía mayoritariamente agraria, pasando por una economía industrial para llegar a una economía de información que es donde nos encontramos.

Los principales problemas que pretender mitigar el teletrabajo son entre otros:

Tiempo de los desplazamientos hasta el lugar de trabajo, en USA puede llegar a las 2 horas

Reuniones mal planificadas o improvisadas por el hecho de que los trabajadores estén en el mismo lugar de trabajo.

Baja productividad debido a muchas interrupciones por visitas o teléfono.

Días enteros libres debido a asuntos propios o médico.

Las formas de teletrabajo según el lugar desde que se realice son:

Desde la propia casa. Este tipo no es aplicable a todo el mundo, se necesita que la persona que lo realice tenga un carácter muy determinado, constancia, disciplinada. También se ha de considerar quien paga el coste del acondicionamiento de la casa para realizar el trabajo, debido a que es necesario disponer de un área propia dentro de la casa.

Centro de trabajo satélite: consiste en que la empresa dispone de unas oficinas propias cerca de casa de los trabajadores, reduciendo los desplazamientos y no es necesario reproducir toda la estructura organizativa.  Los principales problemas son de organización y gestión de los múltiples satélites

Centro de trabajo local: consiste en un edificio de oficinas compartido por otras empresas. Está ubicado también cerca de casa del trabajador. Permite compartir recursos (comunicaciones, vigilancia, mensajería). Tiene el principal problema de la falta de confidencialidad y la pérdida de identificación con la propia empresa.

El teletrabajo tiene tres etapas básicas para su puesta en práctica: Análisis de las tareas de un potencial teletrabajo, descomponer cada trabajo en una colección de tareas y analizar la naturaleza de las mismas.

El teletrabajo  también genera algún problema. Apple ha analizado que un 27% de los colegas de los teletrabajadores se quejan de que tienen más trabajo (atender llamadas,..) y que los directivos se olvidan de los teletrabajadores a la hora de repartir el trabajo

Para solucionar esto se podría impartir formación complementaria para poder rotar las tareas y que todos sean trabajadores. Esto conlleva un estudio de las tareas que requieren comunicación cara a cara y aquellas que dependen del lugar de trabajo para poder agruparlas.

Por otro lado pienso que el lugar de trabajo es algo más que un habitáculo en el que se desarrollan unas tareas.  El ambiente de trabajo de una oficina que se crea a base de la relación interpersonal entre los trabajadores y clientes, o entre los trabajadores mismos, me parece que no se puede conseguir mediante el teletrabajo donde la gente se va rotando y al final casi ni se conocen, no se comparten experiencias, inquietudes y alegrías y no se fraguan verdaderas amistad que en cierta medida forman parte del patrimonio de cualquier empresa.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: